Fin de semana largo

Debido a la coincidencia del fin de semana largo con los días lunes y martes feriados, brindando cinco días no laborables para los argentinos, los aeropuertos se vieron abarrotados de personas que buscaban escapar de sus vidas diarias.

Image result for Día del TrabajadorEsta afluencia de personas no estaba prevista, ya que la mayoría llegó al aeropuerto sin pasajes, preguntando por las ofertas más baratas o los mejores destinos. Y es que el martes se sabía que sería feriado por ser el Día del Trabajador, pero la decisión de otorgar el lunes a los trabajadores como día no laborable fue algo de último minuto, con la idea de que no tenía sentido comenzar a trabajar el lunes para descansar el martes, y como agasajo al sector laboral.

Esto provocó que aquellos que tenían algunos ahorros guardados prepararan sus maletas y salieran corriendo hacia el aeropuerto más cercano. Lo malo es que los aeropuertos no están preparados para atender a tantos interesados en comprar pasajes, es un servicio que ofertan como último recurso para una emergencia, y las líneas fueron interminables. Se entorpecieron los servicios de todo tipo, y la calidad bajó a niveles preocupantes.

Finalmente, más de 200 000 personas compraron pasaje en esos días, la mayoría para destinos dentro del mismo país como Córdoba, Iguazú y Mendoza, donde más sitios turísticos y vacacionales hay en el país. Algunos de los destinos internacionales son Miami en Estados Unidos y Santiago de Chile, este último más económico por su proximidad, además de que es un país con mucha cultura y lugares por visitar. No se alcanzó una cifra mayor porque se llenó el cupo en casi todos los vuelos, de haber existido más oferta se habrían realizado más operaciones. La dirección de la aeronáutica civil del país declaró no haber previsto semejante suceso, y esperan estar mejor preparados para la próxima vez.