Contratiempos

Image result for Aerolíneas ArgentinasA la mayoría de las personas que viajan con regularidad se les ha atrasado un vuelo alguna vez. Casi siempre la reacción es de molestarse y reclamar, tanto a la aerolínea como al personal que se tenga enfrente. A veces tenemos razón en esas reclamaciones, pero a veces, aunque seamos afectados injustamente, es mejor esperar un poco en la terminal del aeropuerto a que se resuelva la causa de la demora. Tenemos que pensar que cada minuto de atraso de un vuelo son miles de dólares que alguien está perdiendo, y nadie pierde dinero por gusto. Siempre hay una razón de peso.

En dos aeropuertos de Argentina los vuelos nacionales e internacionales de Aerolíneas Argentinas se vieron paralizados la mañana del 22 de marzo debido a una reunión que tuvo lugar desde temprano en la mañana. Este encuentro fue convocado por la APLA, que es la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Argentina, y se desarrolló simultáneamente en el aeropuerto Metropolitano Jorge Newbery y en el Internacional Ezeiza desde las 6 de la mañana.

El reclamo central de los pilotos fue que la empresa no había asignado a los copilotos para los vuelos, requerimiento obligatorio de seguridad. Aunque la reunión fue sorpresiva, ya el gremio llevaba meses pidiendo que se llenaran las vacantes de 23 copilotos que se habían comprometido en contratar, y que además lo habían firmado, así que solo reclamaban lo que ya estaba acordado.

Debido a esto se vieron afectados 17 vuelos que tuvieron que ser reprogramados, afectando a centenares de personas. Muchas de ellas hicieron reclamaciones, pero al explicarles el motivo de la demora, la mayoría retiró la reclamación. Es un tema de seguridad que afecta tanto al piloto como a todos los pasajeros de los aviones sin copiloto, y si no hubiera sido por este acontecimiento, probablemente no se habrían enterado del problema.